Dicen que dijo


Dicen que dijo un antiguo sabio
perdido en la memoria de la humanidad,
que no lo era  por viejo,
sino por santa experiencia.
Lo escribió con el puño del tiempo,
con su cálamo de caña,
sobre tierno barro,
sobre su conciencia intacta,
y lo puso a cocer a fuego vivo
para que cristalizara.
 
De la lluvia
   La lluvia,
llanto de la vida buscando
la semilla de la muerte,
de la muerte renacida.
 
De la Luna
   La Luna, si plena,
novia de blanco en noche de bodas:
Todo lo quiere por y para ella.
La mueven y auspician
las leyes del cosmos…
Mas esta servidumbre toda,
en un solo bucle del corazón
del hombre y la mujer conciente
se redime.
De la persona que aprende de sí
que busca en sus esencias la esperanza,
la certeza de lograr su Libertad, al fin.
 
De la fe, del amor y la esperanza
La fe abrigada en la conciencia,
 libertad es.
La fe de los sentimientos debilidad deviene.
Y aquella fe puesta en el cuerpo
(jaula de barro)
insensatez pura.
 
El amor con que se ama
en conciencia se expande,
provoca su igual en simpatía.
El amor sentimental y posesivo
solo induce su contrario:
desamor obsesivo y sucesivo.
Y ese amor agazapado al cuerpo,
¿no vive a cuenta solo del tipo y  la veleidad?
 
La esperanza que se apoya en la Conciencia
es vigor y fuerza.
Esclavitud se llama la esperanza del sentimiento.
¿Y la esperanza puesta en el cuerpo?
Enfermedad y muerte.
 
Franjamares, agosto de 2013
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s