Una mirada… (¿un nuevo hombre?)



Todo va al mar y del mar todo llega,
vienen los ríos rodando, los vientos, las tormentas.
La mar inmensa se ondula de placer agasajada por la luna.
Un solo mar extendido sobre Gaia,
en la piel adolescente de una sola tierra.

Una mirada inocente al verde glauco de las olas.
Un silencio de placer a las crestas de espuma del gigante,
que hacen soñar con la belleza primera,
que salpican los carrillos de tu alma.

Una mirada, esta vez de vergüenza,
a la mácula nauseada del sueño ido del hombre,
aprendiz de demiurgo, separado de su fuente,
nadando a dentelladas entre plásticos y peces,
soltando aliento fétido en chimeneas que no calientan hogares,
envenenando el aire, el agua, la tierra…
con el fuego fatuo de sus vanidades.

Todo va al mar y del mar todo llega.
Vienen los sueños, las palabras, las caricias.
La grandiosa azul nos hace gotas saladas en el ciclo de la vida.
Un solo océano sugerido de ondas y corrientes
como sangre de la tierra.
La madre Gaia, amante de la Luna, fecundada por el sol
cuyo semen de luz es plasma cebado de guirnaldas,
de galaxias y de estrellas.

Todo va al mar y del mar todo llega.
¿Llegará el nuevo hombre?, ¿romperá aguas
en un nuevo mundo de luz?
¿Vendrá del presente franqueando el pasado?
¿O quedará sólo la huella borrada sobre la arena?,
¿el rastro de un tipo envanecido, desaparecido,
que jugaba a no ser hombre, y pasó sin gloria ni pena?
Franjamares, nov. 2009

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s